16 de marzo de 2009

"What Dreams May Come"

Porque los sueños no tienen límite, no tienen definición, no tienen color, ni tamaño, ni profundidad ni altura. No saben de estados de cuenta, ni de precios, ni de colores, sabores, pobreza, riqueza, despechos, ambiciones, mal de amores y sobre todas las cosas, son un reflejo de lo que en el fondo somos y queremos.

Lo maravilloso de los sueños es que los puedes adaptar a tu entorno y a tu realidad y no necesariamente a lo imposible y a lo que no te es inherente.

6 comentarios:

Pedro G. Rodríguez dijo...

Sergeant!!! T-PASATE!!!

Yo creo que tus pensamientos quedaron enredados en un atrapasueños Ojibwa. Qué foto meas hermosa, verdaderamente ensoñadora, y el título me acordó una de las más hermosas historias de amor del cine...Gracias Gallardo!!!

Roger Zayas dijo...

Gracias a ud. Gallardo. Es una película hermosa y me encanta. Siempre que la atrapo en tv tengo que sentarme a verla!

acuarela dijo...

La foto parece sacada de un cuadro impresionista y yo estoy impresionada con la combinación de colores y la belleza que pudiste sacar del paisaje.

Angie Guichardo dijo...

Excelente foto!

Te felicito.

Tesa dijo...

Preciosa la foto, con todos esos colores, la luz "húmeda" que le da relieve. Me encanta. así como esos pensamientos que te inspiró.

Sigo por aquí un rato.

Besos, Roger,

Roger Zayas dijo...

Gracias Tesa...Siempre un privilegio, tus visitas...